Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Préstamos para jóvenes

¿Qué son los préstamos para jóvenes?

Los jóvenes son uno de los grupos demográficos que más suelen encontrar barreras en la concesión de un préstamo debido a los siguientes factores:

  • La corta vida laboral: precisamente debido a su edad, la mayoría de los jóvenes tienen una vida laboral corta, incluso si han empezado a trabajar a los 16 años. Esto quiere decir también que difícilmente tendrán la antigüedad suficiente para que la entidad financiera considere que cuentan con un trabajo estable. Además, es probable que este trabajo no requiera de formación y que se encuentre mal remunerado.
  • El tipo de ingresos de los jóvenes: asociado al trabajo se encuentran los ingresos. Si se tiene un trabajo poco cualificado o solo se puede trabajar los fines de semana, lo más habitual es que los ingresos sean menores y esto también dificulta la consecución del préstamo.
  • La ausencia de historial crediticio: con este punto sucede lo mismo que con el del empleo. Por regla general, las entidades bancarias no confían en los clientes sin historial crediticio.

Debido a esta situación, las entidades financieras reconocieron esta necesidad del mercado y crearon los préstamos para jóvenes que están dirigidos a personas entre 18 y 25 años por lo general y su principal objetivo es ofrecerles financiación para poner en marcha sus proyectos, ideas, para empezar a estudiar la carrera soñada, comprar un auto, entre otras. Así, se encuentran tanto modalidades de financiación especialmente diseñadas para este colectivo, como otros productos que, de igual forma, les permiten acceder a dinero prestado.

La gran mayoría de los préstamos para jóvenes se solicitan y se obtienen online. Una de las características principales de este tipo de préstamos es su flexibilidad. La mayoría de los créditos tradicionales suelen contar con condiciones que resultan inaccesibles para ellos. Este no es el caso de los préstamos para jóvenes, en cuya solicitud puede elegirse la cantidad entre unos parámetros altos, dependiendo de la entidad a la que se acuda, así como un periodo de amortización también amplio.

El proceso a la hora de pedir estos préstamos para jóvenes es muy sencillo, se realiza en poco tiempo y no requiere de la aportación de casi ninguna documentación. De igual modo, su aprobación tampoco suele demorarse mucho. En poco tiempo desde su solicitud se recibe la confirmación del mismo, tras lo cual se transfiere el dinero con el que se llevará a cabo ese proyecto que generó la solicitud del préstamo.

La finalidad del préstamo para jóvenes determina el tipo de producto financiero, por ejemplo, se pueden encontrar préstamos para estudiantes para aquellos que quieren iniciar una carrera, máster o pagar la matrícula, préstamos para financiar el primer auto para quienes desean adquirir su primer vehículo y también préstamos con avalista, tarjetas de crédito o minicréditos que cubren otras necesidades.

Los minicréditos podrían ir destinados a una formación puntual, a pagar un imprevisto, a pagar la habitación de alquiler durante un mal mes y cosas por el estilo. También existen los préstamos para jóvenes emprendedores que son clave para los que quieren iniciar un negocio. La elección de uno de estos dependerá de tu necesidad puntual.

Préstamos específicos para jóvenes

Estos son préstamos diseñados específicamente para jóvenes que ofrecen diferentes entidades bancarias. Las condiciones del crédito pueden variar mucho según la entidad. Por ejemplo, los hay que permiten acceder hasta a 30.000 euros y otros que establecen el importe máximo en 2.000 euros. Por lo tanto, es difícil establecer unos rasgos determinados para estos productos. Ocurre lo mismo con el resto de condiciones.

Para facilitar el proceso de comparar lo que ofrece cada entidad financiera, te recomendamos utilizar un simulador de préstamos[1] que te permitirá ver los requisitos y condiciones de cada compañía para decidir lo que mejor se ajusta a tu situación económica y a tu necesidad.

Préstamos para estudiantes

Este producto está diseñado precisamente para cubrir gastos de estudios. Teniendo en cuenta que estudiar en España cuesta entre 700 y 4.000 euros al año, se trata de un tipo de financiación frecuente entre los jóvenes. En este caso, el préstamo para jóvenes se emplea en abonar la matrícula, el máster, un curso en el extranjero, para adelantar una beca que todavía no ha llegado o similares, es decir, está ideado para jóvenes que se encuentran estudiando.

Algunas de sus características clave son que suelen tener un tiempo de carencia (parcial o total) en el que pueden no abonarse intereses o incluso nada, que los plazos de devolución son normalmente largos y que el tipo de interés no suele superar el 7,15%. También suelen tener una comisión de apertura del 1% e incorporar productos vinculados.

Préstamos para comprar un auto

Una de las primeras adquisiciones que suelen realizarse es la de un vehículo, ya sea nuevo o de segunda mano y para esto los jóvenes acuden a la financiación. Los importes cambian según la entidad, pero lo habitual es que si optan por un coche de segunda mano puedan acceder como máximo a 50.000 euros. Los importes para coches nuevos alcanzan hasta los 90.000 en ciertos casos.

Al financiar un vehículo se encuentran diferentes tipos de interés que pueden oscilar entre el 5% TIN y el 10% TIN. Como con cualquier préstamo, son distintos según la entidad, el importe que se solicite, el plazo de amortización y el perfil del solicitante, entre otros aspectos.

Préstamos con garantía o aval

Es habitual que cuando un joven solicita un préstamo, sobre todo si no cuenta con un trabajo estable o similar, le pidan que aporte una garantía o avalista. La garantía debe ser un bien de su propiedad que se encuentre completamente pagado o que al menos lo esté en un 80%. En el caso del avalista, quien responde en caso de impago, será una tercera persona.

Minicrédito o préstamo rápido para jóvenes

Los préstamos rápidos son también otra opción para los jóvenes. Las cantidades a las que puede accederse rondan entre los 500 y los 15.000 euros. En el caso de los minicréditos difícilmente superan los 1.000 euros. Ambos son productos de rápida concesión, el dinero puede incluso tenerse en la cuenta en 15 minutos, dependiendo del caso. De hecho, el tiempo de respuesta no suele alargarse más de 48 horas.

Además, tienen plazos de devolución cortos y normalmente no se requiere mucho papeleo y son completamente online. Suelen contar con intereses más altos que otros productos de financiación, de ahí que solo sean recomendables en casos muy concretos ante necesidades urgentes de dinero y no como forma de financiación recurrente.

En Dineo pensamos en los jóvenes y te ofrecemos préstamos de hasta 300 euros si eres un usuario nuevo y hasta 500 euros si ya has tenido créditos con nosotros.

  • Dineo, mucho más que ventajas

  • Inmediatez Dispón de tu dinero desde nuestra web o visita nuestras tiendas para conseguir tu dinero en efectivo y en el acto.
  • Transparencia Conoce el importe a pagar desde el primer momento y sin sorpresas.
  • Sencillez Adelanta o aplaza el pago a tu gusto y amplía la cantidad solicitada cuando quieras.
  • Seguridad Garantizamos tu seguridad y la de tus datos en todos nuestros procesos.
  • Soporte Personalizado Estamos contigo antes, durante y después del préstamo para ayudarte en lo que necesites.

Tarjetas de crédito para jóvenes

La tarjeta de crédito es otra vía posible de financiación. Casi todo el mundo tiene una y se trata de un método muy flexible que permite disponer de dinero a crédito y devolverlo a final de mes sin que esto genere intereses. Es una vía de financiación muy recomendable para necesidades urgentes como, por ejemplo, pagar la matrícula, comprar material universitario, etcétera.

Además, las tarjetas de crédito cuentan con otras ventajas como que incluyen seguros específicos en caso de fraude o pérdida, que permiten fijar un techo de gasto, establecer comprobaciones en dos pasos para las transacciones realizadas y más.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.

Asociación Española de Micropréstamos Confianza online Logo Cash Converters PCI DSS Compliant Thawte Icono SSL