Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

0% Interés
Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Créditos para jubilados

¿Qué son los créditos para jubilados?

Al hablar de créditos para jubilados se pueden encontrar dos categorías: aquellos préstamos que por sus características son ideales para este grupo de personas y los créditos a los que pueden acceder las personas que se encuentran en esta situación, es decir, aquellos productos financieros que permiten a jubilados y pensionistas obtener financiación.

Muchas veces las personas mayores tienen dificultad para acceder a un crédito debido a sus posibilidades de pagar o a la esperanza de vida. Uno de los factores que suelen tener en cuenta las entidades bancarias es la edad de quien pide el préstamo. Es frecuente que establezcan un límite alrededor de los 75 años y que se reduzcan las cantidades de dinero.

En los casos en los que se aumentan estas condiciones, la entidad suele solicitar una garantía o aval, esto es un bien que responda en caso de impago o la presencia de una tercera persona que figure como avalista. Los créditos para jubilados también pueden vincularse a una garantía como un seguro de vida que respondería en caso de fallecimiento por la cantidad que quedase por pagar.

Factores que condicionan un crédito para jubilados

A la hora de solicitar un crédito para jubilados debes tener en cuenta que existen ciertos factores que condicionan la financiación a la que podrás acceder. Conócelos a continuación.

La cantidad de dinero está condicionada por la pensión

El capital al que podrás acceder estará condicionado en gran medida por el importe de la pensión que cobres. Aunque no siempre será así en el caso de que percibas ingresos de otras fuentes. Sucede como en cualquier otra clase de préstamo, lo que ganes tiene que ser suficiente para saldar la deuda que contraigas. Si ganas mucho, podrás pedir más y viceversa. El nivel de solvencia que tengas es clave para definir tus opciones de financiación.

Si cobras pensión, pero no por jubilación

Si percibes una pensión, pero esta no es por jubilación no tendrás inconvenientes relacionados con la edad. En caso de que se reciba una pensión por incapacidad de tipo psíquico, el prestatario podrá tomar decisiones financieras si esta condición se lo permite. En caso contrario, deberá hacerlo su tutor legal. También tendrá que ser este quien solicite el préstamo.

Ventajas como jubilado

Ser jubilado tiene algunas ventajas frente a otros colectivos, básicamente porque recibir una pensión significa percibir un ingreso regular y continuado en el tiempo. Algo que las entidades suelen ver con buenos ojos, pues estas personas no suelen conllevar un gran riesgo. No obstante, hay que tener en cuenta que entran en juego otras consideraciones al estudiar un perfil financiero de un posible cliente.

Tipos de créditos para jubilados

Es importante que conozcas los tipos de créditos a los que puedes acceder siendo jubilado para que así solicites el que mejor se acomode a tus necesidades y finanzas personales.

Créditos personales para jubilados

Son préstamos personales para financiar proyectos individuales como remodelar tu hogar. En este caso la entidad financiera te prestará una cantidad de dinero que tendrás que devolver según los términos y condiciones pactados como intereses, plazo de amortización, comisiones, etcétera.

Por regla general, las cantidades a las que se puede acceder con los préstamos personales son superiores a las que permiten otros productos de financiación. En el caso de los jubilados hay que tener en cuenta que la edad es muy importante y que no todos los bancos permiten recurrir a esta financiación si tienes más de 65 o 70 años.

  • Dineo, mucho más que ventajas

  • Inmediatez Dispón de tu dinero desde nuestra web o visita nuestras tiendas para conseguir tu dinero en efectivo y en el acto.
  • Transparencia Conoce el importe a pagar desde el primer momento y sin sorpresas.
  • Sencillez Adelanta o aplaza el pago a tu gusto y amplía la cantidad solicitada cuando quieras.
  • Seguridad Garantizamos tu seguridad y la de tus datos en todos nuestros procesos.
  • Soporte Personalizado Estamos contigo antes, durante y después del préstamo para ayudarte en lo que necesites.

Créditos rápidos para jubilados

Los préstamos rápidos para jubilados son una muy buena alternativa. La principal ventaja de este producto financiero es la celeridad con la que se obtiene el dinero. Son rápidos tanto en el proceso de solicitud como en su concesión. Las cantidades que pueden pedirse van desde los 300 hasta los 15.000 euros, aunque depende de cada entidad. Los plazos de amortización son cortos, se mueven entre los dos meses y los seis años, dependiendo de la cantidad y el caso.

En cuanto al proceso de solicitud, normalmente se lleva a cabo online o por teléfono, y se suele tener respuesta en muy poco tiempo, entre 15 minutos y 48 horas. Normalmente basta con aportar el nombre y apellidos, DNI, cantidad solicitada, justificante de ingresos y una vía de contacto.

Sin embargo, suelen aplicar intereses más altos que otros productos financieros o que los préstamos personales al uso, de ahí que no sea conveniente usarlos como método de financiación habitual.

En Dineo te prestamos hasta 300 euros con 0% de interés si eres un nuevo usuario y hasta 500 euros si ya has tenido préstamos con nosotros.

Hipoteca inversa

La hipoteca inversa es un tipo de préstamo para jubilados cada vez más usado por aquellas personas que no tienen familia o herederos. Es posible acceder a la hipoteca inversa cuando se tiene una vivienda en propiedad. Funciona al revés que un préstamo hipotecario convencional.

Se trata de vender la vivienda al banco de forma anticipada, a cambio de que este te aporte una mensualidad por la casa hasta el momento en que fallezcas o hasta que se alcance el valor de la propiedad en cuestión. El titular también puede percibir los pagos, además de en rentas mensuales, completo en el momento de la contratación u optar por un modelo mixto de las dos fórmulas anteriores.

Minicréditos para jubilados

Los minicréditos rápidos se diferencian de los préstamos rápidos porque la cantidad que puede solicitarse es inferior, raramente superan los 1.000 euros. Los plazos de devolución son cortos y el proceso de solicitud sencillo y ágil. En algunos casos puede tenerse el dinero desembolsado en la cuenta en apenas minutos. Además, no suelen requerir de mucho papeleo.

En cualquier caso, no todo son ventajas y, de hecho, esta modalidad de financiación es recomendable para cubrir necesidades de dinero urgente. Básicamente porque aplican honorarios habitualmente muy altos que pueden disparar el coste total del crédito.

Créditos con garantía para jubilados

Los jubilados también pueden acceder a créditos con garantía. Esto es necesario cuando la entidad financiera considera que se trata de una operación de riesgo y que para conceder el préstamo necesita algo de seguridad. Muchas entidades que otorgan préstamos a jubilados solicitan estas garantías adicionales:

  • Seguro de vida: se trata de un producto vinculado muy frecuente cuando se solicita un crédito para jubilados. Su contratación podría ser obligatoria en muchos casos ya que en caso de fallecimiento la aseguradora correría con el importe que quedase pendiente de abonar. Si optas por esta vinculación es importante informar a los herederos.
  • Avalista: en estos préstamos con aval una tercera persona responde en caso de impago por parte del titular. Por supuesto este debe contar con solvencia económica y cumplir con ciertos requisitos.
  • Garantía o bien físico: esto es una propiedad del titular del préstamo. Puede ser una vivienda, un garaje, un local comercial e incluso un auto. Todo dependerá de la cantidad de dinero que se solicite. Además, es importante saber que esta propiedad debe ser tuya o, al menos, estar pagada en un 80%.

Créditos de consumo para jubilados

Los créditos de consumo tienen como objetivo financiar la compra de un bien o servicio. Con ellos es posible disponer de dinero en el momento y en la cantidad que se requiera, siempre y cuando no superes el límite acordado con el banco. Estos productos normalmente aplican un tipo de interés más elevado, aunque no siempre es así.

Aquí se encuentran las tarjetas de crédito, cuya gran mayoría permiten disponer de dinero a crédito y devolverlo a final de mes en una sola cantidad, sin que esto genere intereses.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.