Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

0% Interés
Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Préstamos en el acto

Hasta no hace mucho, solicitar un préstamo conllevaba enfrentarse a la burocracia interna de los bancos. Rellenar la solicitud, incluir numerosos documentos y garantías, y esperar a que fuera aprobado. Además, se establecía una cantidad mínima de varios miles de euros sin importar cuál iba a ser el destino del dinero o qué importe se necesitaba realmente.

En la actualidad, gracias a Internet, podemos conseguir préstamos en el acto, con cantidades más pequeñas y plazos administrativos más cortos. Su principal ventaja es la facilidad para solicitarlos. Generalmente, es tan fácil como revisar los mensajes del correo electrónico para saber si han aprobado nuestra solicitud. Y es que, en la mayor parte de los casos, se recibe respuesta en menos de 15 minutos. En cambio, los préstamos tradicionales pueden tardar varias semanas en concederse.

Es precisamente por su rapidez de gestión, inmediatez y porque los requisitos son menos estrictos, es por lo que este tipo de créditos han ido ganando tanta popularidad en los últimos años. Eso sí, antes de solicitar este tipo de préstamo, es de vital importancia revisar bien las condiciones y obligaciones que implica. Debes ser totalmente consciente del coste de los intereses y tener la seguridad de que podrás hacer frente al pago dentro del plazo establecido.

¿Cómo funcionan los préstamos en el acto?

Un préstamo en el acto es una cantidad de dinero que una entidad financiera concede a alguien mediante un contrato de devolución por Internet. Este tipo de créditos son prácticamente automáticos y suelen ser empleados como apoyo económico en circunstancias de necesidad y urgencia.

La solicitud puede llevarse a cabo a través de cualquier dispositivo electrónico, ya sea un ordenador, un móvil o una tablet, siempre que se tenga conexión a Internet. Por lo general, la gestión suele ser muy sencilla y no es necesario presentar mucha documentación.

Se trata de dinero fácil y sin papeleos. Únicamente con que el solicitante resida en España, tenga el DNI en vigor y sea mayor de 18 años, podrá recibir el dinero de forma inmediata, incluso aunque no tenga un excelente historial financiero y que se encuentren en algún fichero de morosidad como ASNEF.

Obviamente, los intereses son algo más elevados que los de un préstamo convencional, pero a fin de cuentas se trata de un servicio urgente.

¿Cuándo pedir un préstamo en el acto?

Todos alguna vez nos hemos encontrado con algún gasto imprevisto. Estos gastos pueden ser afrontados de muchas maneras, pero si no tenemos un colchón económico, la alternativa es pedir dinero prestado a alguien conocido para solicitar un préstamo en el acto de forma online. Pero incluso si tenemos algunos ahorros, pero consideramos que no es el mejor momento para gastarlos, este tipo de créditos nos permiten disfrutar de un respiro económico y conseguir la liquidez necesaria sin tener que quedarnos con la cuenta en números rojos.

No importa si se trata de un gasto del dentista, para unas vacaciones, para una pequeña reforma, una derrama o un regalo de boda. Si alguno de estos gastos te descuadra las cuentas del mes y no vas a poder hacer frente a todo, los créditos en el acto son una magnífica solución para salir del apuro, sobre todo cuando necesitamos dinero rápido. Podrás usar el dinero para lo que más te convenga y planificar la devolución como prefieras.

Pedir un préstamo en el acto a entidades de crédito online en lugar de a bancos convencionales supone una gran ventaja, ya que podrás tener el dinero rápidamente en tu cuenta sin tener que acudir a ninguna sucursal, hacer colas o tener que presentar mucha documentación.

Eso sí, antes de solicitarlo, es fundamental que analicemos nuestra situación financiera y que elijamos aquel producto que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Ten en cuenta que si pides una cantidad muy elevada o con unos intereses muy altos y luego no puedes afrontar el pago, lo único que conseguirás es agravar el problema y terminar inmerso en una espiral de endeudamiento.

¿Cuáles son los requisitos para conseguir un préstamo en el acto?

Aunque cada empresa establece sus propios requisitos para solicitar un préstamo en el acto, los que suelen ser indispensables son los siguientes:

  • Identificación legal: certifica la ciudadanía o residencia permanente. Prácticamente, ninguna entidad concede préstamos en el acto a no residentes.
  • Domicilio físico comprobable.
  • Número de teléfono y email para procesar la solicitud de crédito y enviar una respuesta en caso de que haya sido aprobada. Pero también para contactar con el solicitante.
  • Cuenta bancaria para depositar los fondos del préstamo y realizar el abono de las cuotas.
Además, se suele solicitar que el solicitante demuestre que dispone de ingresos regulares para hacer frente a la devolución del préstamo. Y en algunos casos se exige que no esté inscrito en ningún registro de morosidad como ASNEF.

¿Se puede obtener un préstamo en el acto sin nómina?

Cuando necesitamos dinero rápido y no contamos con un sueldo mensual, recurrir a este tipo de créditos es muchas veces la única alternativa para obtener financiación. Aunque es posible conseguir dinero al instante sin nómina, es fundamental que puedan aportarse ingresos mensuales para demostrar la capacidad de devolución del dinero. Si disponemos de ingresos fijos procedentes de otras fuentes como becas, prestación por desempleo, pensiones o alquileres, no tendremos ningún problema para obtener el dinero.

¿Son seguros los préstamos en el acto?

Obviamente, cuando una persona solicita este tipo de préstamos, está facilitando unos datos personales de carácter delicado, como puede ser alguna documentación de identificación o sobre los ingresos, o una cuenta bancaria. Por eso, es normal que se preocupe por su seguridad. En Dineo cuidamos tu privacidad y cumplimos con los requisitos de seguridad más avanzados para que tus datos no caigan en malas manos.

Además, debes saber que los préstamos en el acto en España están sujetos a una estricta regulación que obliga a las distintas entidades de crédito a cumplir con los requisitos de transparencia y de protección de datos al consumidor. Con lo cual, este tipo de préstamos suelen ser muy seguros.

  • Dineo, mucho más que ventajas

  • Inmediatez Dispón de tu dinero desde nuestra web o visita nuestras tiendas para conseguir tu dinero en efectivo y en el acto.
  • Transparencia Conoce el importe a pagar desde el primer momento y sin sorpresas.
  • Sencillez Adelanta o aplaza el pago a tu gusto y amplía la cantidad solicitada cuando quieras.
  • Seguridad Garantizamos tu seguridad y la de tus datos en todos nuestros procesos.
  • Soporte Personalizado Estamos contigo antes, durante y después del préstamo para ayudarte en lo que necesites.

¿Cuánto se tarda en recibir el dinero?

Como su propio nombre indica, los préstamos en el acto tardan una cantidad de tiempo mínima en ser concedidos. De hecho, prácticamente son inmediatos. Lo normal es que antes de 24 horas el solicitante tenga el dinero en su cuenta, pero en algunos casos incluso en 5 minutos puede disfrutarse de él. No obstante, puede depender de factores externos como los acuerdos de colaboración entre la entidad de crédito y nuestro banco.

Un tiempo extremadamente corto si se compara con los bancos convencionales, donde el tiempo de espera puede llegar a ser de varias semanas o incluso meses desde que se rellena la solicitud hasta que se procesa.

¿Qué ocurre si no puedo pagar mi préstamo?

Si se acerca la fecha del pago y te das cuenta de que no vas a poder hacer frente a ello a tiempo, lo más recomendable es que te pongas en contacto con nosotros para intentar encontrar una solución lo antes posible, como una posible prórroga o una ampliación del plazo.

Eso sí, tienes que tener en cuenta que esto conllevará un recargo extra que se sumará al interés acumulado, lo que hará que nos resulte más difícil pagarlo. Con lo cual, es aconsejable que devuelvas el dinero lo antes posible para no incurrir en cargos extra, por los avisos de pago o por los intereses de demora. De lo contrario, podrías terminar en un listado de morosidad como ASNEF y, en el peor de los casos, sufrir un embargo de tus bienes.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.