Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

0% Interés
Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Préstamos Exprés

¿Qué son los préstamos exprés?

Un préstamo exprés, como su nombre lo indica, es la forma más rápida y fácil de obtener el dinero que necesitas. Se trata de préstamos online, con solicitudes y procesos que se completan 100% en línea y que no toman mucho tiempo. Este tipo de préstamo no requiere aval y es de entrega inmediata, solo es necesario tu DNI para solicitarlo.

Los préstamos exprés son préstamos sin papeleos que en algunas entidades como Dineo te conceden aunque estés registrado en ASNEF. El proceso de solicitud es muy sencillo, solo debes indicar la cantidad de dinero que necesitas, el plazo en el que vas a pagar y enviar algunos documentos de identidad o financieros de acuerdo con los requisitos de la entidad bancaria. Si te lo aprueban, el dinero estará disponible en tu cuenta o en efectivo en pocas horas o hasta minutos.

Como se trata de préstamos rápidos, con pocos requisitos y en tiempo récord, suelen ofrecer importes bajos y con intereses más altos que otras formas de financiamiento. En Dineo te prestamos hasta 300 euros con 0% de interés si es la primera vez que solicitas un crédito con nosotros y hasta 500 euros si ya has sido nuestro usuario.

Cada entidad bancaria evalúa diversos factores a la hora de conceder un préstamo exprés: historial crediticio, capacidad de pago, ingresos mensuales, entre otros.

Tener acceso a dinero de forma tan fácil y rápida puede ser una tentación para que solicites más de la cantidad que necesitas, te recomendamos solo prestar lo que en realidad vas a usar para que luego no tengas problemas a la hora de pagar el préstamo.

Los intereses de un préstamo exprés

El interés es la tasa porcentual extra que tienes que pagar, además de la cantidad de dinero que solicitaste. Por lo general, incluye la ganancia de la entidad financiera y también montos para cubrir gastos administrativos e incluso prevenir la inflación.

Aunque existen muchos tipos de tasas de interés, las de los préstamos exprés suelen ser tasas fijas. Por ejemplo, una tasa de interés de 5% o 10% implica que si solicitas 100 euros, deberás pagar 105 o 110 euros, respectivamente. Eso más, algunas comisiones adicionales expresadas en montos netos.

Los intereses de un préstamo exprés varían de acuerdo con el monto del préstamo y el plazo de pago acordado.

El plazo de pago es una de las variables más importantes para determinar los intereses de un préstamo exprés. Mientras más largo sea el plazo del préstamo, mayores serán los intereses. Por lo general, para este tipo de préstamos el plazo de pago puede ir desde una semana hasta un mes.

¿Cómo calcular las cuotas de un préstamo exprés?

Los préstamos exprés funcionan con cuotas periódicas y constantes que están compuestas por:

  • Intereses.
  • Amortización (parte destinada a reembolsar el capital prestado).
  • Comisiones y gastos.

Las primeras cuotas de un cronograma de pagos tienen una mayor participación de intereses debido a que el saldo deudor es mayor. La capitalización de intereses se genera por dos posibles casos:

  • Cuando el plazo entre la fecha de desembolso y la fecha de vencimiento de la primera cuota es mayor a 30 días, los intereses generados hasta 30 días antes de la fecha de vencimiento de la primera cuota se capitalizarán.
  • Cuando el cliente solicite período de gracia, los intereses generados en dicho periodo serán capitalizados.

Ventajas y desventajas de un préstamo exprés

Ahora ya sabes qué es un préstamo exprés y tienes claras sus principales características, es momento de que conozcas sus ventajas e inconvenientes para que a la hora de decidirte por este tipo de crédito tengas el conocimiento necesario para tomar una decisión informada.

Ventajas

  • Gestionados 100% en línea.
  • Pocos requisitos y cero burocracia.
  • No es necesario que especifiques para qué usarás el dinero.
  • Estar registrado en el ASNEF no es una limitante.
  • Transferencia de dinero casi inmediata.
  • Productos financieros flexibles que se adaptan a tu perfil de cliente.

Desventajas

  • Las tasas de interés tienden a ser más altas.
  • Las cantidades prestadas son más bajas y los plazos de pago más cortos.

Tipos de préstamos exprés

Hay momentos en la vida en que surgen imprevistos y necesitas dinero de forma urgente, para eso están diseñados los préstamos exprés en contraposición a la burocracia de algunos bancos que demora los procesos y a su falta de flexibilidad que no permite que cualquier persona acceda a un crédito.

Existen dos tipos de préstamo exprés. Antes de decidirte a solicitarlo te recomendamos saber cuáles son sus condiciones y que pasaría en el caso de que no pudieras pagar a tiempo.

Minicréditos

Los minicréditos son préstamos inmediatos de cantidades bajas de dinero y plazos de pago cortos. Ideales para salir de un apuro adquiriendo una deuda fácil de pagar. Muchas veces se trata de préstamos sin aval, sin garantías y que no tienen en cuenta aspectos como estar registrado en ASNEF.

Comúnmente el plazo de pago es de 30 días o menos, lo que significa que se pagan en una sola cuota.

Te recomendamos verificar bien la letra pequeña del contrato de estos préstamos, especialmente respecto a los intereses. Procura que sean intereses fijos y que las comisiones no sean demasiado elevadas.

Con este tipo de préstamos puedes cancelar otras deudas, hacer compras, pagar las cuotas del instituto, pagar una multa o una reparación, es decir, cualquier cosa que necesites pagar pronto.

Préstamos de consumo

Si estás buscando más dinero para hacer frente a grandes gastos, quizás este tipo de préstamos personales sea tu mejor opción. Los préstamos de consumo son un tipo muy popular de préstamos exprés, están pensados para asumir gastos mayores, por lo que son un tipo de financiación con más requisitos. El plazo puede ir desde una semana hasta años. Se otorgan igual de rápido que los minicréditos, aunque la tasa de interés puede ser superior y estos sí pueden tener en cuenta el historial crediticio.

Son ideales para pagar impuestos, comprar mobiliario o equipos tecnológicos, pagar cuotas de autos, asumir un gasto médico inesperado, entre otras.

Aspectos que debes tener en cuenta antes de solicitar un préstamo exprés.

Es mejor prevenir que lamentar, así que para evitar sorpresas desagradables en el futuro te recomendamos considerar estos importantes aspectos:

  • Compara diferentes opciones para ver cuál se adecúa más a tus necesidades.
  • Infórmate acerca de las tasas de interés y las condiciones de cada entidad financiera.
  • Verifica que la entidad donde solicitas el préstamo es una organización seria, regulada y registrada.

Recuerda que Dineo es una de tus mejores opciones por su transparencia, inmediatez, seguridad, sencillez y soporte personalizado.

  • Dineo, mucho más que ventajas

  • Inmediatez Dispón de tu dinero desde nuestra web o visita nuestras tiendas para conseguir tu dinero en efectivo y en el acto.
  • Transparencia Conoce el importe a pagar desde el primer momento y sin sorpresas.
  • Sencillez Adelanta o aplaza el pago a tu gusto y amplía la cantidad solicitada cuando quieras.
  • Seguridad Garantizamos tu seguridad y la de tus datos en todos nuestros procesos.
  • Soporte Personalizado Estamos contigo antes, durante y después del préstamo para ayudarte en lo que necesites.

¿Qué pasa si no puedes pagar un préstamo exprés?

Obviamente, lo deseable sería que no te encuentres en esta situación y que puedas cumplir con las cuotas de pago, pero pueden surgir situaciones extremas, por lo que conviene saber lo que podría pasar en caso de que no puedas asumir tu deuda.

Suponiendo que has solicitado un préstamo exprés y no pagas, esto es lo que podría ocurrir:

  • La entidad podría aplicar intereses moratorios, penalidades o comisiones adicionales tras retrasarte en tu primer pago.
  • Tu historial crediticio se verá afectado, imposibilitando tu acceso a otros créditos.
  • Tras unos meses después del impago de la deuda, se emprenderán acciones legales por vía judicial.
  • Probablemente, vivirás algunas desagradables acciones de cobro.
  • Se podría proceder al embargo de bienes para pagar tu deuda.

Todas esas opciones suenan horribles, por eso es mejor que para no exponerte a ellas solicites solo la cantidad de dinero que necesitas y organices tus finanzas personales para estar seguro de poder cubrir la deuda.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.