Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

0% Interés
Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Préstamos bancarios

¿Qué son los préstamos bancarios?

Los préstamos bancarios pueden definirse como una operación financiera en la que el banco presta un determinado capital a una persona, que deberá devolver este monto, así como unos intereses fijados previamente por ambas partes. Por lo tanto, en esta operación bancaria participan dos protagonistas: un prestamista (entidad que presta el dinero) y un prestatario (persona natural o jurídica que lo recibe).

En ocasiones, la figura del avalista también es necesaria, en especial cuando el solicitante no presenta garantías para cubrir el riesgo mínimo que exige el banco, así, en caso de que el solicitante no pueda cumplir con su obligación, el avalista deberá abonar el capital y cumplir con el contrato.

Ten en cuenta que los préstamos bancarios no siempre necesitan avalista y existen préstamos sin aval que puedes solicitar dependiendo de la entidad bancaria que elijas. Dineo te ofrece esta alternativa de crédito con condiciones insuperables.

En los préstamos bancarios la cantidad de dinero a prestar y el tipo de interés aplicado serán fijados desde el primer momento con un compromiso de devolución, por lo general ante notario o por medio de un contrato, en un tiempo determinado.

El préstamo bancario es un instrumento financiero muy solicitado no solo por particulares sino también por personas jurídicas, ya que es una forma de apalancamiento económico. Cuando se habla de préstamo bancario, por lo general, se refiere al préstamo personal o al de consumo, que son los tipos de préstamos más comúnmente solicitados por personas y empresas, sin embargo, existen más tipos de préstamos bancarios de los que hablaremos más adelante.

Los préstamos bancarios son la principal actividad económica de las entidades financieras y les generan ingresos por medio de los intereses que pactan con sus usuarios.

Elementos que conforman un préstamo bancario

Antes de que te plantees solicitar un préstamo bancario como alternativa a tu necesidad, es importante que conozcas los elementos que lo conforman para evitar malentendidos y confusiones que pueden convertirse después en un dolor de cabeza.

  • Capital: cantidad de dinero solicitada al banco.
  • Interés: monto que el cliente paga a la entidad por disponer del capital prestado.
  • Plazo: periodo de tiempo estipulado en el contrato para devolver el dinero principal más los intereses.

¿Para qué se utiliza un préstamo bancario?

Un préstamo bancario, que es un anticipo de capital, puede ser utilizado para muchos fines como:<Ç/p>

  • Invertir en un proyecto u oportunidad de negocio.
  • Hacer un gasto de gran dimensión.
  • Pagar a acreedores cuando no cuentas con los fondos propios.
  • Compras de bienes que demandan un gran gasto como inmuebles y autos.
  • A nivel empresarial, comprar materia prima, maquinaria y herramientas que permitan el desarrollo de la actividad económica.
  • Afrontar gastos imprevistos.

Ventajas de un préstamo bancario

Como has podido ver, un préstamo bancario es una solución a una necesidad de capital cuando no dispones de él y lo necesitas para algún proyecto personal o para el crecimiento y desarrollo competitivo de tu empresa. Son varias las ventajas de esta operación bancaria:

  • Puede usarse de muchas maneras dependiendo del tipo de préstamo bancario que solicites de acuerdo con tu necesidad.
  • En la mayoría de los contratos las condiciones son siempre las mismas y, sin embargo, se cuenta con cierta flexibilidad para liquidarlo antes del plazo si llegaras a tener la solvencia económica.
  • Están al alcance de muchas personas y empresas que requieren algún tipo de financiamiento y aunque se deben cumplir con algunos requisitos, son otorgados con regularidad.

Tipos de préstamos bancarios

Con la información que te hemos dado hasta el momento, estamos seguros de que ya has inferido algunos de los tipos de préstamos de los que te hablaremos a continuación. Es importante que los conozcas todos para que sepas las opciones que tienes disponibles y de las que puedes hacer uso dependiendo de la necesidad y del momento de tu vida o de tu empresa en el que te plantees solicitar un préstamo bancario.

Préstamos personales

Se caracterizan por ser préstamos abiertos que no están asociados a un fin específico, esto quiere decir que al solicitarlos no tienes que explicar en qué utilizarás el dinero. Por lo general, la cantidad económica solicitada en este tipo de préstamo es pequeña. Así podrás usar este tipo de préstamo para remodelar tu casa o negocio, para un viaje, para abrir una cuenta de inversión o para cualquier otra necesidad que se te ocurra.

Te recomendamos asegurarte de que la institución financiera sea una empresa seria y de revisar las condiciones del contrato antes de firmarlo. También debes elaborar tu presupuesto y verificar tu capacidad de pago.

Dentro de los préstamos personales se encuentran los préstamos online y los préstamos rápidos como los que te ofrece Dineo y lo que buscan, principalmente, es agilidad en la respuesta para que puedas disponer del dinero fácilmente.

  • Dineo, mucho más que ventajas

  • Inmediatez Dispón de tu dinero desde nuestra web o visita nuestras tiendas para conseguir tu dinero en efectivo y en el acto.
  • Transparencia Conoce el importe a pagar desde el primer momento y sin sorpresas.
  • Sencillez Adelanta o aplaza el pago a tu gusto y amplía la cantidad solicitada cuando quieras.
  • Seguridad Garantizamos tu seguridad y la de tus datos en todos nuestros procesos.
  • Soporte Personalizado Estamos contigo antes, durante y después del préstamo para ayudarte en lo que necesites.

Préstamos con tarjetas de crédito

Este tipo de préstamos bancarios son útiles para adquisiciones a corto plazo. La principal ventaja de una tarjeta de crédito es la temporalidad, así podrás disponer de un dinero que no tienes en el momento, pero que estás seguro de que tendrás en un futuro inmediato. Por ejemplo: haces una compra en mitad de quincena que podrás liquidar al final del mes cuando recibas tu sueldo. Si usas tu tarjeta de crédito de esta manera, podrás convertirte en un cliente que paga el total de su deuda cada mes sin permitir que se generen intereses.

Préstamos específicos

A diferencia de los préstamos personales, en este tipo de préstamos debes gastar el dinero en algo específico, esto significa que la cantidad que te ofrece la entidad bancaria debe ser utilizada únicamente en ese objetivo y deberás comprobar que lo destinaste a él. La ventaja de estos créditos es precisamente su especialización, ya que los montos y los planes de pago están diseñados de acuerdo con el objetivo.

Aquí encontramos los préstamos hipotecarios y de estudio, entre otros.

Te recomendamos revisar muy bien las diferentes alternativas antes de contratar un crédito de este tipo y calcular el porcentaje de interés que te van a cobrar.

Préstamos de nómina

Este tipo de préstamos tienen como requisito indispensable recibir el pago de tu salario a través de una cuenta de nómina en un banco. De este modo, la institución financiera puede otorgarte una cantidad basada en el sueldo que recibes cada mes y descontará el pago directamente de tu cuenta.

Requisitos para solicitar un préstamo bancario

Aunque es cierto que cada entidad financiera establece sus requisitos para otorgar préstamos bancarios, existen algunos fundamentales que se exigen en todas estas entidades:

  • Ser mayor de edad y tener el DNI en regla.
  • Demostrar solvencia e ingresos regulares.
  • No estar incluido en una lista de morosidad.
  • Ofrecer garantías de pago.

Si no cumples con alguno de estos requisitos, ¡no te preocupes! En Dineo te prestamos hasta 300 euros sin necesidad de tanto papeleo y sin aval.

¿Cómo funciona la devolución de un préstamo bancario?

Conociendo la amortización de un préstamo bancario podemos ver cómo evoluciona la deuda con el paso del tiempo. En el sector financiero existen diferentes formas de devolver el dinero que una entidad bancaria presta a sus clientes, aunque en España el más común es el método francés, que consiste en que el cliente siempre pague la misma cuota mensual durante toda la vida del préstamo.

De cualquier forma, esa cuota mensual siempre estará compuesta por dos elementos: el capital que te prestaron y que estás devolviendo, y los intereses que pagas por ese dinero.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.