Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

0% Interés
Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Créditos directos

¿Qué son los créditos directos?

Los créditos directos son productos financieros que permiten a sus solicitantes contar con cierta cantidad de dinero de forma más rápida que otras vías de financiación, especialmente las ofertadas por la banca tradicional.

Un crédito directo, como su nombre lo indica, te permite acceder al dinero directamente, sin demasiado papeleo, de forma sencilla y fácil. El término también se refiere a aquellos préstamos que pueden solicitarse directamente a cualquier entidad sin tener que ser clientes de la misma desde cierto tiempo.

Las siguientes son las características más importantes de este tipo de créditos:

  • Las cantidades de los créditos directos suelen ser más bajas, van desde los 300 hasta los 500 euros.
  • En consecuencia, los plazos de amortización también son más cortos. Aquí debes tener en cuenta que cuanto más te demores en devolver el dinero, más intereses acabarás pagando.
  • Los intereses de los créditos directos suelen ser más altos o aplicar comisiones, según la entidad financiera con la que se contraten.

En Dineo nos hacemos cargo de esto y te ofrecemos hasta 300 euros con 0% de interés si eres un cliente nuevo.

Ventajas de los créditos directos

Los créditos directos son una alternativa muy atractiva para contar con el dinero necesario para hacer frente a un gasto imprevisto, aprovechar una oportunidad o hacer una pequeña inversión. Conoce a continuación sus principales ventajas:

  • Se tramitan muy rápidamente: la rápida tramitación de los créditos directos es una de sus principales virtudes. Desde la solicitud hasta la aprobación y desembolso del dinero pueden pasar minutos o pocas horas, por lo general, todo este proceso se demora máximo 48 horas. Esto dependerá de varios factores como el tipo de crédito, el dinero solicitado y el perfil del cliente.
  • Revisión ágil de la información del solicitante: como no son créditos tradicionales y no se exigen tantos requisitos y papeleo, el estudio de la solicitud puede hacerse más rápidamente. Las entidades financieras que conceden créditos directos tienen muy estandarizados estos procesos.
  • Muchos de los créditos directos se solicitan online: una de las ventajas de los créditos directos es la flexibilidad de contratación que ofrecen. Es habitual que se trate de préstamos online y que se puedan pedir tanto por internet como por teléfono. Estos procesos normalmente no se alargan más de 30 minutos.
  • Suelen ser menos exigentes: generalmente no tienen muchos requisitos y sus condiciones de acceso suelen ser muy básicas. Normalmente, es suficiente con aportar el DNI, la cuenta bancaria y demostrar que se tienen ingresos estables. Además, otra ventaja es que usualmente no se tendrá que justificar la razón por la que se necesita el dinero.
  • Son cómodos y sencillos: precisamente porque ponen las cosas fáciles se pueden contratar a través de internet e incluso rubricar de esta manera. Los procesos normalmente son muy intuitivos y sencillos de comprender.

Tipos de créditos directos

Existen diferentes tipos de créditos directos. Conócelos a continuación.

  • Préstamos rápidos: se conocen con este nombre porque la respuesta apenas tarda entre 15 minutos y 48 horas. Hay que tener en cuenta que precisamente por su rapidez, los intereses suelen ser más altos que los de otros productos financieros.
  • Tarjetas de crédito: son una buena opción porque te permiten gastar dinero que no tienes disponible y si lo devuelves en un mes no tendrás que pagar intereses. De todas maneras, también te dan la alternativa de diferir el pago a varias cuotas si así lo requieres.
  • Minicréditos: son créditos de bajo importe, no suelen superar los 1000 euros, y rápida concesión. Aplican comisiones que suelen ser más altas que los intereses de un préstamo al uso.
  • Préstamo preconcedido: no tienes que pedirlo ya que es el banco el que te lo ofrecerá sin que medie una solicitud y la cantidad dependerá de tu perfil. Esa oferta que te hacen ya está estudiada, pero igualmente volverán a valorar la solvencia de la operación si decides solicitarlo.

Requisitos para solicitar un crédito directo

Los requisitos de los créditos directos cambian de acuerdo con lo estipulado por cada entidad financiera, pero hay algunos que son los más comunes.

  • Ser mayor de edad: este límite puede establecerse incluso en los 21 y 25 años según la entidad.
  • Ser solvente y poder devolver tu crédito directo en los términos acordados en el contrato.
  • Tener unos ingresos regulares que estén justificados y sean suficientes.
  • Tu ratio de endeudamiento debe ser adecuado y no superar el 35% de tus ingresos.
  • No estar registrado en archivos o ficheros de morosidad tipo ASNEF. Este requisito depende de la entidad, en Dineo te prestamos con ASNEF, sin aval ni garantías.

¿Cuánto vale un crédito directo?

Es muy complicado responder esta pregunta de manera inequívoca y contundente porque el costo de los créditos directos está determinado por ciertas variables como el importe solicitado, el plazo para devolver el dinero y el perfil del solicitante, entre otras. La mayoría de entidades establecen distintos rangos de intereses según los aspectos mencionados.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que según datos del 2020 del Banco de España, los intereses de los créditos directos suelen ser más altos que los de un préstamo personal, cuyo TIN medio en créditos de uno a cinco años roza el 7,5%.

  • Dineo, mucho más que ventajas

  • Inmediatez Dispón de tu dinero desde nuestra web o visita nuestras tiendas para conseguir tu dinero en efectivo y en el acto.
  • Transparencia Conoce el importe a pagar desde el primer momento y sin sorpresas.
  • Sencillez Adelanta o aplaza el pago a tu gusto y amplía la cantidad solicitada cuando quieras.
  • Seguridad Garantizamos tu seguridad y la de tus datos en todos nuestros procesos.
  • Soporte Personalizado Estamos contigo antes, durante y después del préstamo para ayudarte en lo que necesites.

Aspectos que debes tener en cuenta al solicitar un crédito directo

Solicitar un crédito directo no es algo que debas decidir a la ligera, por eso te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • El capital prestado: que el crédito directo responda a tus necesidades de financiación de la forma más ajustada posible.
  • Los intereses: fíjate especialmente en la TAE que es el diferencial que te permitirá conocer de forma más acertada cuánto te costará que te presten dinero. Además del TIN, tiene en cuenta las comisiones, plazos de devolución y otros parámetros.
  • Cuotas y plazo de devolución: cuanto más alargues en el tiempo el préstamo, más bajas serán tus cuotas mensuales, pero también correrás más riesgos y acabarás pagando más intereses. No te lo recomendamos.
  • Operativa de la entidad financiera.
  • Posibles productos vinculados.

Pasos para contratar un crédito directo

A grandes rasgos, el siguiente es el proceso por el que deberás pasar para obtener un crédito directo.

Realizar la solicitud

Puesto que se trata de créditos directos, lo más habitual es que tengas que llevar a cabo la solicitud online. Por regla general tendrás que anexar la documentación que ya te mencionamos. En ocasiones este proceso de solicitud también puede hacerse a través de otros canales a distancia, como por correo postal o por teléfono. En Dineo puedes acercarte a cualquiera de nuestras tiendas de la red Cash Converters, realizar tu solicitud y recibir tu dinero en efectivo.

Fase de estudio

A continuación, vendrá la fase de estudio que es en la que la entidad que concede el préstamo estudiará tu solicitud, los datos y la documentación aportada. En este punto pueden pedirte más información, documentación adicional, alguna garantía, etcétera.

Revisión de condiciones

Es posible que la entidad financiera tras estudiar la solicitud haga una contraoferta de préstamo, endurezca las condiciones, entre otras. Será clave que revises todo de nuevo antes de firmar el contrato.

Firma del contrato del crédito directo

Cuando finalmente la entidad te concede un crédito directo y tras revisar todos los apartados, deberás rubricar el contrato. Algunas entidades permiten realizar esta firma online y otras solicitan que envíes la firma vía postal. En cuanto al primer método, solo necesitarás la firma o el DNI electrónicos.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.