Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

0% Interés
Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Créditos

¿Qué son los créditos?

Para saber todo sobre los créditos debes conocer todos los elementos de un crédito, de este modo puedes afianzar tu conocimiento sobre este producto bancario.

  • Prestamista o acreedor: es quien presta el dinero.
  • Deudor: es quien pide el crédito y tiene la responsabilidad de devolver el dinero al prestamista.
  • Capital: es el valor del dinero prestado.
  • Plazo: es el número de meses en que se realiza el pago del crédito.
  • Tasa de interés: es el porcentaje adicional que el deudor deberá pagar por el dinero prestado.
  • Cuota del préstamo: cantidad de dinero que paga el deudor en la periodicidad definida. Tiene dos componentes: amortización a capital y la tasa de interés mensual.
  • Intereses de mora: es lo que debe pagar el deudor si no cumple con sus obligaciones en la fecha pactada.
  • Avalista: es un tercero que asume la responsabilidad de devolver el dinero prestado y en algunos casos ayuda a pagar la cuota. Es quien, incluso, podría llegar a cancelar la totalidad del crédito si el deudor no tiene la capacidad. No todos los tipos de créditos exigen tener avalista. En Dineo te prestamos sin aval.

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo y un crédito?

Con frecuencia usamos las palabras préstamo y crédito indistintamente, pero la realidad es que son productos financieros diferentes. Tienen similitudes como que ambos son servicios ofrecidos por los bancos y que pueden ser otorgados tanto a personas naturales como empresas. Ambos servicios pueden considerarse como opciones de financiamiento que se solicitan para cubrir una necesidad económica, por ejemplo: hacer una compra, pagar los estudios, financiar un viaje, comprar un auto, etc.

Sin embargo, préstamo y crédito son mecanismos diferentes de financiación. Mientras un préstamo facilita todo el dinero solicitado de una sola vez en el momento de su concesión, en un crédito el banco pone a disposición del cliente una cantidad de dinero que puede utilizar en función de sus necesidades, disponiendo de toda la cantidad prestada, de una parte o de nada.

Diferencias entre préstamos y créditos

Un préstamo es un producto financiero que permite al usuario acceder a una cantidad fija de dinero al comienzo de la operación, con la condición de devolver esa cantidad más los intereses pactados en un plazo determinado. La amortización del préstamo se realiza mediante unas cuotas regulares. Estas son las principales características de un préstamo:

  • La operación tiene una duración determinada previamente.
  • Una vez amortizado todo el capital a través del pago de las cuotas (mensuales, trimestrales, semestrales, etc.), se da por concluida la operación sin posibilidad de acceder a más dinero, salvo que se formalice un nuevo préstamo.
  • Los intereses se cobran sobre el total del dinero prestado.

Un crédito es una forma de financiación más flexible que permite acceder a la cantidad de dinero prestada según las necesidades de cada momento. El crédito establece un límite máximo de dinero del cual el usuario podrá disponer parcial o totalmente. Las siguientes son las principales características de un crédito.

Los intereses de los créditos suelen ser más altos que los de un préstamo.

  • Solo se pagan intereses por la cantidad utilizada, aunque puede haber una comisión mínima sobre el saldo no dispuesto.
  • A medida que se devuelve el dinero se podrá seguir disponiendo de más, siempre que no se supere el límite fijado.
  • Por lo general, a diferencia del préstamo, el crédito se renueva cada año para seguir permitiendo que el cliente use esa línea de financiación cuando lo necesite.

Las figuras habituales para obtener financiación a través de un crédito son las tarjetas de crédito y las pólizas o líneas de crédito. Los créditos por lo general se utilizan para cubrir desfases entre cobros y pagos por parte de las empresas, para afrontar períodos puntuales de falta de liquidez o para compras concretas. Por su parte, los préstamos suelen usarse para financiar la compra de un bien o servicio.

Tipos de créditos

Hasta el momento conoces la definición de crédito y sus principales diferencias con el préstamo, es hora de que te presentemos los tipos de créditos que existen.

Crédito de consumo

La principal ventaja de este tipo de créditos es que el dinero recibido se puede utilizar para diversos propósitos que suelen ser compra de productos de consumo y viajes. Es importante notar que el plazo para pagarlos suele ser mediano o corto.

Tarjeta de crédito

Este es uno de los medios de pago más populares y comunes en la actualidad. El principal beneficio que brindan las tarjetas de crédito es que facilitan el acceso a bienes y servicios casi desde cualquier lugar y de forma rápida. El plazo para cumplir con los pagos suele ser bastante corto y los intereses más elevados. De todas maneras, para usar una tarjeta de crédito y mantener unas buenas finanzas personales es recomendable que hagas tus compras a una sola cuota, así tendrás un poco más de tiempo para programar tus pagos, no tendrás que abonar intereses e irás construyendo un buen historial crediticio.

Crédito hipotecario

En este tipo de crédito, los bancos se encargan de financiar hasta el 90% de un inmueble nuevo o usado, la construcción de una vivienda o su remodelación. Se manejan cantidades de dinero mayores, por lo que el plazo de pago suele ser largo o mediano. Por lo general, la propiedad queda como garantía.

Crédito vehicular

Este producto bancario sirve para financiar exclusivamente la adquisición de un automóvil, ya sea uno nuevo o de segunda. Generalmente, al ser el costo menor al de una vivienda, el pago se da a mediano plazo. En este caso, al igual que en los créditos hipotecarios, es el bien que se recibe lo que suele quedar como garantía que en este caso es el vehículo.

Crédito empresarial

Se trata de créditos que tienen como destino específico a las empresas, especialmente las pequeñas y medianas. Se suelen emplear para cumplir con las necesidades de las compañías como la adquisición de materiales, maquinaria, nuevas instalaciones, etc. En este caso el plazo que tiene el solicitante para devolver el monto recibido suele ser mediano o largo.

Crédito educativo

Este tipo de crédito se otorga a estudiantes para que comiencen o continúen con sus estudios. La tasa de interés suele ser baja y el plazo de pago puede ser hasta el doble del tiempo por el que se contó con el crédito. También pueden ser útiles para financiar estudios en el extranjero o estancias de investigación.

Crédito rápido

Estos tipos de créditos suelen ser ofrecidos por entidades financieras de capital privado, son de baja cuantía y tienen cierta flexibilidad en los plazos de amortización. Se trata de créditos de pequeñas cantidades que son devueltos en corto tiempo, por eso los intereses no se convierten en una gran deuda. La mayoría de los créditos rápidos son solicitados a través de internet y pueden ser concedidos a personas que se encuentran en listas como el ASNEF.

Estas son precisamente las condiciones que te ofrece Dineo, obtén hasta 300 euros con 0% de interés si eres un usuario nuevo solo acreditando tu identidad, sin avales ni garantías.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.