Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

Tu préstamo online o en tiendas Cash Converters

300

¿Cuánto dinero necesitas?

30días

¿Para cuántos días?

0% Interés
Hasta 300€
Sin Papeleos

Tu micropréstamo

¡En 3 simples pasos!

Verifica tu identidad

Utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online

Realiza tu solicitud

En menos de 8 minutos cumplimenta tu solicitud desde nuestra web o en tienda

Obtén tu préstamo

Somos los únicos que te entregamos hasta 500€ en mano y en efectivo

Préstamos

¿Qué son los préstamos?

Un préstamo es una operación financiera en la cual un prestamista otorga mediante un contrato o acuerdo entre las partes, una cantidad de dinero a otra persona que se denomina prestatario, a cambio de la obtención de un interés.

Los préstamos se consideran una operación financiera de prestación única (principal) y contraprestación múltiple (abono de las cuotas). La amortización, es decir, la devolución paulatina del préstamo se hará de acuerdo con la duración, interés y acuerdos alcanzados que permitan devolver el principal del préstamo más los intereses.

Estos son los principales elementos de un préstamo:

  • Capital principal: es la cantidad de dinero prestada y sobre la cual se pagará un interés en función de la duración del préstamo y riesgo de la persona que lo adquiere.
  • Interés: es el costo financiero del préstamo, es decir, el precio del dinero. Es el cargo que se cobra por la utilización de dinero o capital ajeno durante un tiempo y viene representado en porcentaje sobre la cantidad principal.
  • Cuota: es cada uno de los pagos de devolución con los que se abona a capital y los intereses.
  • Plazo: es el tiempo durante el cual se va a utilizar el préstamo. El plazo contará desde que se inicia el contrato hasta que se abone la última cuota, devolviendo así la totalidad del monto inicial y sus intereses.
  • Prestamista: es el agente que presta el dinero y al cual debe devolverse junto a unos intereses.
  • Prestatario: persona que recibe el capital y debe devolverlo conforme a lo pactado, junto a unos intereses.

Las principales características de un préstamo son las siguientes:

  • Es un contrato real. Se perfecciona con la entrega del dinero por parte de la entidad financiera.
  • La entidad financiera exige al deudor una contraprestación por haberle entregado el dinero con unos intereses.

Préstamos personales

Los préstamos personales son un tipo de préstamos que sirven para financiar la compra de un bien o afrontar un gasto o inversión. Normalmente ofrecen importes que no suelen superar los 60.000 euros y los plazos de devolución se pueden alargar hasta 10 años. En la mayoría de casos se ofrecen a un tipo de interés fijo.

Como sucede con cualquier clase de préstamo, antes de concederlo la entidad estudiará el perfil del solicitante para evaluar la solvencia de la operación, le exigirá cierta documentación y, en algunos casos, solicitará un avalista. A la hora de pedir un préstamo personal hay que cumplir varios requisitos: ser mayor de edad, tener un documento de identidad en vigor, demostrar solvencia y que el importe de la cuota no supere el ratio de endeudamiento. Además, se tiene que justificar puntualmente en qué se va a destinar el dinero.

Su concesión puede tardar entre 72 horas y un mes. En este lapso intervienen elementos como si el solicitante es cliente de la entidad, el importe que se pide y lo que se demora en aportar la documentación. Las garantías de pago de los préstamos personales son los bienes presentes y futuros del titular hasta que acabe de pagar su deuda.

Préstamos rápidos

Los préstamos rápidos son muy similares a los personales porque la entidad financiera presta al solicitante un importe de dinero a cambio de que lo devuelva en el tiempo que acuerden junto con unos intereses. Las grandes diferencias entre estos dos préstamos de dinero se encuentran en los procesos de concesión y en los importes.

Los préstamos rápidos se tramitan y conceden mucho más rápido que otros tipos de préstamos de dinero, ya que toda la operación se suele llevar a cabo a través de internet o por teléfono. El papeleo es mucho más ágil y sencillo y se tiene respuesta sobre si está concedido o no en menos de 48 horas.

En cuanto a los importes que se facilitan son inferiores a los de un préstamo personal y los plazos más cortos. Son financiaciones de máximo 15.000 euros que se deben devolver en hasta 5 años. En contraparte, los intereses son algo más altos que los de un préstamo personal, pero sin llegar a los de las tarjetas de crédito que pueden alcanzar el 20%.

En cuanto al resto de aspectos, y como en las demás clases de préstamos, la entidad estudiará el perfil del solicitante antes de concederlos, si bien las condiciones pueden ser algo más laxas.

En Dineo te prestamos hasta 300 euros con 0% de interés si eres un cliente nuevo y hasta 500 euros si ya has tenido préstamos con nosotros. El proceso es muy fácil, solo debes verificar tu identidad utilizando tu DNI, cuenta bancaria o a través de tu banca online, diligenciar tu solicitud desde nuestra web o en alguna tienda de nuestra red Cash Converters y obtener tu préstamo, que desembolsaremos a tu cuenta o en efectivo, si así lo prefieres.

Préstamos preconcedidos

Son un tipo de préstamos bancarios que se conceden sin necesidad de que haya una solicitud concreta de financiación de por medio. Las entidades suelen presentarlos en forma de préstamo preconcedido como tal, adelantos de nómina o líneas de crédito. Se otorgan a clientes que tienen cierta vinculación con el banco y que, además, cuentan con un buen historial bancario y estabilidad económica.

Los importes que se conceden van desde los 2.000 hasta los 20.000 euros. La financiación no se concreta hasta que el usuario decide aceptarlo. La concesión de un préstamo preconcedido es rápida: el dinero suele estar en cuenta en menos de 48 horas desde que el cliente decide contratarlo ya que no hay que presentar papeles ni se estudia el perfil del cliente. El banco ya lo ha analizado y el cliente responde por su buen perfil, que es su aval.

  • Dineo, mucho más que ventajas

  • Inmediatez Dispón de tu dinero desde nuestra web o visita nuestras tiendas para conseguir tu dinero en efectivo y en el acto.
  • Transparencia Conoce el importe a pagar desde el primer momento y sin sorpresas.
  • Sencillez Adelanta o aplaza el pago a tu gusto y amplía la cantidad solicitada cuando quieras.
  • Seguridad Garantizamos tu seguridad y la de tus datos en todos nuestros procesos.
  • Soporte Personalizado Estamos contigo antes, durante y después del préstamo para ayudarte en lo que necesites.

Minipréstamos

Los minipréstamos son financiaciones que se caracterizan por la rapidez de tramitación y porque los importes que conceden son realmente bajos comparados con otras formas de financiación. No superan los 1.000 euros que se tienen que devolver en un plazo corto, máximo dos o tres meses. Estos préstamos de dinero se solicitan online y la respuesta sobre si se conceden o no se obtiene en minutos. Debido a estas características, los intereses que aplican son muy elevados.

Los minipréstamos no requieren mucho papeleo en su contratación y, entre sus pocos requisitos, está el ser mayor de edad. En ocasiones estos préstamos se conceden a personas que están en listados de morosidad como ASNEF.

Por su alto precio, te recomendamos que el uso de un minipréstamo esté orientado a afrontar un gasto imprevisto para el que no tienes liquidez en el momento, pero tienes previsto un ingreso de capital.

Préstamos hipotecarios

Los préstamos hipotecarios son a muy largo plazo, normalmente entre 10 y 30 años. Estos se contratan normalmente para adquirir un bien inmueble que sirve como garantía de cobro si no se pagan las cuotas.

El tipo de interés que aplica un préstamo hipotecario suele ser más bajo que en otros préstamos y puede ser fijo, variable o mixto. Los importes que conceden estos tipos de préstamos pueden variar y son considerablemente más altos que los de un préstamo personal. Suelen partir de los 80.000 euros y el máximo lo establecen varios factores, entre ellos el valor del inmueble que va a servir como garantía. En España, lo más habitual es que las hipotecas no superen el 80% del valor de tasación o compraventa del mismo siempre y cuando se trate de una primera vivienda.

¡Consigue tu dinero ya!

Solicita hasta 300€ y devuélvelos en 30 días.