Prestamoteca

Consecuencias de no devolver un préstamo

¿Has solicitado dinero y ahora no puedes hacer frente a las cuotas?

29 Junio 2022

(NAN/5)

por Jesús Moratalla

No devolver un préstamo supone un graves consecuencias para la salud económica de la familia que no puede hacer frente al pago. Un impacto o no poder refinanciar las deudas existentes genera nuevos intereses… Y también trae consigo entrar en una espiral de graves perjuicios para cualquier persona.

Aumentan los préstamos al consumo

Según los últimos datos ofrecidos por el Banco de España (BdE), en el último trimestre de 2021, continuó el aumento en la concesión de créditos y préstamos a las familias españolas. La deuda de los hogares de nuestro país creció en 3.283 millones respecto al año anterior, alcanzando máximos anuales. 

Al mismo tiempo, el propio BdE ha alertado de un comportamiento que tensa la estabilidad de muchas de estas familias. No es otra cosa que hay más probabilidades de impago en los préstamos concedidos en los últimos meses. La suma total alcanzaría los 35.000 millones de euros, un 6,6% del total de los otorgados.

Este estudio analiza las probabilidades en función de las características de cada uno de los préstamos que han otorgado los bancos y entidades financieras. Con estos pronósticos nada halagüeños, muchos de los usuarios pueden hacerse la siguiente pregunta: “¿Qué ocurre si no puedo devolver mi préstamo?”.

no devolve un préstamo

Consecuencias de no devolver un préstamo

Una de las claves en las que venimos haciendo hincapié en Dineo, cuando hablamos de cualquier producto, es la educación financiera. Es fundamental conocer cuáles son las responsabilidades de la persona que contrata un préstamo o un crédito con respecto a la entidad concesora. En este caso, estamos estableciendo un acuerdo en el que dicha entidad nos adelanta una cantidad de dinero, con la obligación de devolverlo en un tiempo previamente pactado, en unas cuotas establecidas y asumiendo unos intereses y gastos.

Cabe recordar que, a diferencia de los créditos hipotecarios, estos tienen una garantía personal, es decir, el titular ofrece como aval todos sus bienes, presentes y futuros.

Con esta pequeña sinopsis de lo que conlleva ser titular de un préstamo podemos adentrarnos en cuáles son las consecuencias de no devolverlo:

Aumento de la deuda

Si no se cumplen los plazos de amortización de las cuotas fijadas, la entidad comenzará a aplicar una serie de recargos y penalizaciones por demora. Esto provocará que el dinero que se debe siga aumentando cada vez más, siendo más y más difícil hacer frente a los pagos que tenemos pendientes. Además, existe la opción de que aparezca una nueva comisión por reclamación de posiciones deudoras, que consiste en una nueva sanción que fija el banco o entidad por tener que reclamarte dinero.

Embargo de bienes personales

Las entidades, lejos de olvidarse de las deudas que un usuario ha contraído, comenzará por reclamar los pagos. Entre la tercera y sexta reclamación, el proceso entrará en vía judicial y, tal y como hemos mencionado antes, el préstamo cuenta con el aval personal de nuestros bienes. El juez, entre otras medidas, puede embargar nuestros bienes presentes y futuros. El inicio suele ser la confiscación de nuestra cuenta bancaria o cuenta nómina, seguido de la vivienda, coches y demás patrimonio.

Embargo a avalistas

En otras ocasiones, para conseguir la concesión de los créditos contamos con la ayuda de un aval, que suele ser un familiar o persona cercana a nosotros. Si no contamos con bienes a nuestro nombre, será nuestro avalista el que sufra las consecuencias judiciales de nuestros impagos o deudas. Una situación nada fácil de gestionar y realmente fea que supone un grave problema económico para el deudor y su avalista.

Entrada en ficheros de morosidad

Al margen de la reclamación, los procesos judiciales y los embargos de los que hemos hablado, las entidades también ejercen la acción de inscribir al deudor en un fichero de morosidad. Estos son listados en los que queda reflejado que una persona debe dinero a una empresa, banco u otro tipo de entidad. Las consecuencias de aparecer en un listado o fichero de morosidad son muchas y muy graves, pero la principal es que a la hora de contratar un nuevo producto/servicio o financiar una compra, saltará una alarma que avisa de que este usuario se encuentra en una complicada situación financiera. Muy probablemente, las empresas se curen en salud y eviten venderle absolutamente nada.

no devolve un préstamo

¿Qué soluciones tiene un deudor?

El mensaje es claro: hay que hacer frente, siempre a las deudas para evitar situación comprometidas y que propicien un mayor endeudamiento personal y/o familiar. Sin embargo, la primera solución nos traslada al a priori, es decir, antes de contratar cualquier producto. Debemos analizar nuestra situación económica, conocer cuáles son nuestros ingresos y nuestros gastos y saber la capacidad de devolución de un crédito en función a sus características (intereses, cuotas, plazos, comisiones, etc.). 

Además, es importante tener presente que pueden existir otros factores como enfermedades, despidos o gastos inesperados que nos imposibiliten hacer frente a los pagos de manera holgada. Con todo esto, será más fácil evitar las consecuencias que suponen no poder devolver un préstamo.

¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?

El artículo Consecuencias de no devolver un préstamo, escrito el 29 Junio 2022 fue publicado por Jesús Moratalla en la categoría Prestamoteca ... ¿Quieres saber más? ¿Has solicitado dinero y ahora no puedes hacer frente a las cuotas?


¿Quieres añadir algo más?

¡Déjanos un comentario!